Viaje a Mexico

Categorías: Viajes.

El motivo del viaje a México era la organización del Festival Sun Sun Love en  Tulúm, en ocasión del solsticio de invierno.

El equipo de la organización llevaba varios meses trabajando en ello tanto desde Barcelona como desde México. El festival tenía lugar en Tulúm, en la Riviera Maya, cerca de Cancún. Así que la primera parte era buscar el vuelo a Cancún. De ida hice escala en Miami y de vuelta en Londres Gatwick. Dado que las escalas eran inevitables lo que sí hice fue buscar que los vuelos fuesen de la misma compañía aérea y así evitar los posibles problemas de conexiones por retrasos, cancelaciones u otras incidencias que suelen darse en los aeropuertos. Esto implicaba pagar un poco más, pero también me daba más tranquilidad.

Al hacer escala en EE.UU., a la ida, necesitaba el ESTA. Un permiso mucho más sencillo que un visado, pero necesario para poder pasar por territorio de EE.UU. El ESTA es fácil y rápido de tramitar. Puedes solicitarlo por internet y vía email recibes la confirmación. Sólo te queda imprimir el documento y llevarlo contigo. El ESTA  tiene un coste de 14$ y lo pueden solicitar los ciudadanos que viajen por 90 días o menos y si el motivo es ocio o trabajo.

Hecho esto y dado que la filosofía del grupo Sun Sun Love es dejar fluir, no había nada más que planificar. Fácil! Las cosas irían sobre la marcha y así fue y bastante bien. Llegado el momento de partir, preparé la mochila con un saco de dormir, la esterilla para practicar yoga y alguna cosa más de las que llevo para hacer el Camino de Santiago. Además cogí como siempre los aceites esenciales, mi libreta-diario y el móvil. Solicité algunos pesos mejicanos y buen viaje! El tipo de cambio es un poco mejor aquí, pero tampoco hay mucha diferencia.

Cogí el tren en la estación de Sants, en Barcelona línea de ferrocarriles R2, que te lleva a la misma terminal 1 del aeropuerto. Y sin facturar la mochila, pues las medidas eran estándares, me ví volando rumbo a México. Aterricé sin complicaciones en Miami pasando del Papa Noel vestido con ropa de abrigo a encontrarme a un Papa Noel con manguita corta y bailando “El Taxi“. Una gran bienvenida sin duda! Mi vuelo a Cancún no tardó en embarcar y una vez allí  ajusté mi móvil al nuevo uso horario.

Cancún, está en la región de Quintana Roo y tiene un huso horario 1 hora menos que las otras regiones de México. Así que la diferencia era de 6 horas respecto España, a diferencia del centro de Méjico donde la diferencia horaria es de 7 horas. Un aspecto que me sorprendió al llegar a Cancún fue que ya se había puesto el sol. Eran sólo las 18pm y ya era oscuro! Para llegar a Tulúm cogí los autobuses ADO o como los llaman aquí camiones, que primero me llevaron a Playa del Carmen. Los ADO están muy bien, limpios, en tiempo y si habría que comentar algo sería la temperatura. Es fácil que o bien no tengan aire acondicionado y entonces sudes de lo lindo o por contra que lleven tan fuerte el aire acondicionado que si tienes el saco de dormir a mano, la mejor opción es meterte dentro! Otro tema a comentar es que mejor compréis los billetes en la misma estación de autobuses, por internet son mucho más caros o al mismo precio, pero no más baratos.

La primera parada fue Playa del Carmen, 1 hora y poco más de camino. Era de noche pero aún así dí una vuelta por la zona comercial esperando a que saliese el bus a Tulúm. Mi primer impresión de Playa del Carmen  es … estoy en Lloret de Mar! Unas calles atestadas de gente y de tiendas de las marcas globales que podemos encontrar por todas partes. Lo cierto es que a esas horas no fui a las playas que tienen fama de ser preciosas, … así que no puedo opinar sobre ello. Era mi primer encuentro con la cultura mejicana, en este viaje, y me encantó empezar a sentir sus olores a especies, imprimirme de sus olores y su acento peculiar y observar cada detalles de sus vestimentas, andares, alimentación y decoración.

Me encanta viajar y desplazarme a otros lugares, otros entornos. Encuentro que los sentidos se despiertan muy rápidamente y descubres que formas parte de una película. Aquí en España también siento que formo parte de una película, pero al viajar es mucho más presente esta situación.

La llegada a Tulum

Aquí puedes dejar tu comentario, buen día!