La Transpirenaica

Categorías: Voluntariado.

Transpirenaica, haciendo piña

Me encanta empezar el blog con este segundo post sobre la Transpirenaica, un proyecto grupal formado por Jose Mari, Irene, Mariona, Marisol, Ramón, Samantha, Shahid y Ignasi, fundador y una persona con una gran actitud, siempre hacia adelante y de la mano de “Formació i Treball”.

Os explico, la Transpirenaica en sí es una excursión de unos 800 kilómetros andando por los Pirineos Catalanes, G11 y GR10, empiezas en Bilbao y llegas hasta el Cabo de Creus. El terreno es duro, con muchos desniveles, y con la mochila en la espalda que no suele pesar menos de 10 kilogramos. Pero la grandiosidad de este proyecto no son los kilómetros, ni su dificultad, sino el objetivo solidario que hay detrás. El proyecto de la Transpirenaica, es en sí un proyecto con una gran fuerza de innovación social  que apoya a través de la superación en el deporte, concretamente en el montañismo, a jóvenes y adolescentes con dificultades de integración social. Ahí está su mérito.
Este proyecto se inició hace unos cuatro años y son muchos ya los jóvenes que han crecido con ella. El “viaje” si decides hacer el camino al completo dura unos 42 días, sin embargo cada uno decide en función de su disponibilidad tanto física como material el número de días que dedica a este proyecto.

A lo largo del año el grupo de la TSS, Transpirenaica Social y Solidaria, va realizando salidas con cuatro finalidades:

  • Por un lado ir entrenando al cuerpo y a la mente a conseguir pequeños retos. Este fin de semana el sábado, el grupo hizo el trayecto Barcelona – Sant Cugat del Vallés y una parte del grupo volvió a hacer el camino de vuelta. Unos 10 kilómetros de ida y otros tantos de vuelta. Poquita cosa, ante el reto que nos espera en verano, pero un buen entrenamiento. Irene, gran deportista y montañista experta donde las haya, guió al grupo. Observando atentamente el nivel, buscando la dificultad al principio con subidas pronunciadas, asegurando que el ritmo se mantuviera en honda y asignando compañeros de cola y de puntos de despiste. En fin, una gran labor para llegar todos juntos a tiempo al Ayuntamiento de Sant Cugat.
  • Y aquí enlazo con una segunda finalidad del proyecto, la de poder hacerlo año a año. Así todos los miembros del grupo colaboran en la difusión y comunicación del proyecto para que sean cada vez más los adolescentes que se unan al proyecto y puedan así ver la luz en su camino. Concretamente en esta excursión el grupo tuvo la posibilidad de exponer su proyecto ante la Teniente Alcalde de “Benestar i Ciutadania” de Sant Cugat del Vallés, Susanna Pellicer.
  • Una tercera finalidad es conocerse entre ellos y escuchar el día a día de cada miembro. El equipo está formado por adolescentes con sus dificultades y los adultos que conviven el día a día con ellos. Por tanto, estos encuentros son interesantes para todos, dado que permiten compartir experiencias entre miembros en una situación parecida a la tuya, ver puntos de vista diferentes de otros colectivos, conocer como trabajan en otras asociaciones y encontrarse con tu grupo de trabajo del día a día en un entorno diferente.
  • Finalmente, las más de 20 asociaciones que apoyan la integración de los adolescentes aprovechan estos encuentros para difundirse, se apoyan en la comunicación del proyecto para exponer su trabajo y darse a conocer. Entre ellas están la Fundació Formació i Treball, la Fundació Pere Tarrés, el Centre Sant Jaume Jesuïtes Sarrià Sant Ignasi, Punt de Referència, el IES La Mercè, la Diandé Africa, Una Barcelona diferente sobre ruedas, CMU Lestonnac, Centre Educatiu Esclat i la Fundació Joan Salvador Gavina.

¿Qué mas os puedo contar de la Transpirenaica?

Pues la experiencia de los miembros del equipo. Por un lado nos encontramos con Shahid. De origen pakistaní se fue de casa a los 17 años, obviamente porque la necesidad hace al fuerte. En el deporte ha encontrado su forma de devolver a la sociedad aquello que ella le ha dado, ayudando a otros chicos jóvenes a luchar por su crecimiento personal y por el de las personas que los rodean. Tras realizar la TSS en su totalidad hace tres años, el año pasado la hizo como coordinador de los jóvenes donde pudo descubrir y trabajar su faceta de liderazgo. Está vinculado a la Fundació Exit i Punt de Referència. También está Carmelo, un joven de origen español que tras integrarse la Fundació Carles Blanch Centre Sant Jaume de Badalona, ha conseguido finalizar sus estudios y trabajar aportando también a la sociedad por el bien común. También él ha realizado la Transpirenaica en más de una ocasión y continúa apoyando el proyecto sabiendo lo que a él le ha ayudado. Me gustaría comentar también la experiencia de Polina, que durante la presentación del proyecto en el Ayuntamiento de Sant Cugat, expuso con mucha claridad lo que la Transpirenaica significaba para ella. Su experiencia es un poco diferente.  En su país, Rusia, hay grandes extensiones de tierra libres y conreables y ella siempre había querido irse a vivir por su cuenta en una zona alejada de la sociedad donde pudiera vivir de forma sana. Sin embargo, a lo largo de su camino en la TSS, Polina se dió cuenta de que en la vida, al igual que en la Transpirenaica, todo te vuelve. “Tus decisiones afectan al resto y las de los demás te afectan a ti”. Vivir por su cuenta podía parecer sano al principio pero todo lo que la sociedad hace le acabaría llegando a ella tarde o temprano. Porque todos somos uno y todo es ahora.

Como la Transpirenaica es un proyecto de cooperación, de solidaridad, va apoyando también otros proyectos que se cruzan en su camino.

  • En primer lugar está el proyecto de la Piedra Viajera de Noe Gaya“, “El Camí de la Papallona“. Noe, una chica con una minusvalía importante que gracias al apoyo de su familia y colectivos como el de la Transpirenaica, ha encontrado también una forma de participar en las excursiones. Os paso el link a su web, para que conozcáis su proyecto.
  • En segundo lugar, está el lema de este próximo año para la TSS, los refugiados. Esta caminata la hemos hecho junto a uno de los chalecos de los supervivientes refugiados, que tuvieron que abandonar Lesbos.
  • Y finalmente está el reto de “Walkfearless‬“, Agni y George una pareja de eslovacos. Ellos partieron hace 4 meses de Marseillas y tienen un objetivo, asumir sus miedos. Para ello se han planteado un reto, andar 3.000 kilómetros hasta el sur de España, sin dinero. Compartir con ellos la excursión también fue toda una experiencia. Pero esta os la explicaré en un próximo post.

¿Nos vemos en la Transpirenaica? Este año intentaré organizarme para participar en alguna etapa y poder aportar al grupo de la TSS, el Sol del Gran Explorador. ¿Os unís?

 

Aquí puedes dejar tu comentario, buen día!