Teñirse el pelo con productos naturales, Jena (Henna)

Categorías: Crecimiento personal.

Buen día! Vamos hoy con la opción de teñirse el pelo con productos naturales con Jena / Henna.

Empecemos por explicar que es el Jena / Henna y algunas peculiaridades:

  • La RAE reconoce en castellano el sustantivo “Jena” como traducción del Henna en inglés. Dado que es más conocido por todos, utilizaremos nosotros también esta denominación.
  • La alheña o henna (del idioma árabe hispánico alḥínna, y este del árabe الحناء, al-ḥinnā´) es un tinte natural de color rojizo que se emplea para el cabello. Se hace con la hoja seca y el pecíolo triturado de la planta de Lawsonia alba Lam. Arbusto de la familia de las oleáceas, de unos dos metros de altura, ramoso, con hojas casi persistentes, opuestas, ovaladas, lisas y lustrosas; flores pequeñas, blancas y olorosas, en racimos terminales, y por frutos bayas negras, redondas y del tamaño de un guisante.
  • La Henna se utiliza desde la Edad de bronce para teñir la piel, el pelo, los cueros de los animales e incluso la lana de las ovejas. Posteriormente la utilizaron en Egipto y en Roma.
  • Otra peculiaridad del Henna es que aunque originalmente la utilizaban las mujeres para pintarse el cuerpo, se extendió también a los hombres en la India que incluían la representación del Sol en sus cuerpos.
  • Se asoció desde el principio a la cultura oriental y es por ello que durante mucho tiempo fue prohibida en los países católicos como símbolo de “conquista”.

Vayamos ahora a comentar sus principales características como colorante del cabello

  • Da fuerza, brillo y vigor al cabello. Al tratarse de un producto 100% natural el cabello adquiere volumen y cuerpo con facilidad, es muy peinable sin enredos y actúa como repelente de insectos.
  • En su contra, diríamos que su coloración aguanta aproximadamente un mes.
  • Es opcional incorporar en la preparación aceite de oliva para conseguir que extender la vida útil de la coloración.
  • Vigila no ensuciarte la ropa en la preparación o durante el proceso. Las manchas de Henna en la ropa … por lo general no se van.
  • Podéis encontrarlo en herbolisterías o tiendas de productos naturales y cuestan unos 4,40€ por caja.
  • Existen diversas tonalidades de Henna, en función de la procedencia de la planta, puede ser más rojiza, más marrón siena o marrón oscuro. Las tonalidades rubias son más tirando a grisáceas.
    Yo he ido provando con varios colores y mi experiencia es que los tonos claros tienes que tener un pelo muy claro para ver el efecto. En general es escaso. Los tonos rojizos son los que más se agarran en los pelos claros y también cuestan más de quitar. Los oscuros más o menos siempre quedan igual.

Preparación:

  • Mezclar la henna con un poco de aceite de oliva virgen. Ya veréis que le va muy bien al pelo pues lo hidrata y consigues alargar el “tinte”. Ir hechando hasta lograr una pasta homogénea. Luego añadir agua caliente. Atentas, al tratarse de arcilla es recomendable no tocarla con productos metales pues pierde sus propiedades. Mejor manipular con madera, plástico o cristal. Lo digo tanto por la cuchara para remover como por el bol.
  • Añadir tanta agua como necesaria para que se deshaga, pero que quede un tanto espeso. Como si fuese una salsa. Esperar un poco que no queme y listos para aplicar.
  • Para aplicarla es engorroso, vaya igual que un tinte normal, huele, aunque mucho mejor que el tinte normal, y es complicado si tienes largas melenas. Tomate tu tiempo y tranquilidad. Ponte alguna ropa cómoda que puedas sacarte sin pasártela por la cabeza. Luego no podrás antes de ducharte.
  • El tinte se activa con fuerza de calor, así que una vez colocado en el cabello es interesante cubrirse con un gorro para darle calor y si puedes también pasarte un secador. En las cajitas de henna verás que hay un gorro para cubrirte. No lo tires, pues te irá lavarlo y reutilizarlo. Yo llevo el pelo corto y paquete de Henna me sirve para 3 tintes.
  • Ten preparada una toalla vieja que no uses para ponerte sobre los hombros. Así podrás hacer otras cosas sin estar pendiente de que se te ensucie nada.
  • Yo suelo dejarlo una hora y media más o menos. Suelo estar más porque aprovecho para descansar, ver alguna película o leer un libro esa tarde.
  • Ah! ir con cuidado al quitaros la Henna. La primera vez que lo hice dejé las paredes de la ducha impresionantes. Luego ya he ido cogiendo el truquillo.

Las ventajas de tenirse con Henna para mí son muy superiores a sus inconvenientes, así que ya hará 4 años que me tiño el pelo de forma natural.

 

Aquí puedes dejar tu comentario, buen día!