Bicing y atención plena

Categorías: Yoga.

¿Conocéis el bicing? ¿El servicio que ofrece el ayuntamiento local de la ciudad para desplazarte en bicicleta por la ciudad?

Si habéis utilizado este servicio, encontráis relación entre el bicing y la meditación? Haz mind bicing. Circula con atención plena y descubre un universo dentro y fuera de tí.

Mind Bicing. El Bicing y la Atención Plena

  1. Eres el del medio … Si circulas en bicicleta por la ciudad serás el del medio en cuanto a la velocidad. En pocas situaciones en la vida tienes una posición tan débil.
    1. Pocas veces tienes que tener en cuenta la situación de los de encima y la de los de abajo. Estás en un nivel intermedio. Cuando uno va en bicing tiene que tener atención plena a los coches para no ser atropellado y también a los ciudadanos de a pie. Para respetar sus movimientos y no comértelos. Un nivel intermedio donde tú ni recibes órdenes ni directrices ni tampoco las das.
    2. En la sociedad jerarquizada en la cuál vivimos, solemos buscar espacios donde o bien eres el que recibe órdenes o bien el que las ejecuta. Como jefe o trabajador tienes esta dialéctica. Como madre/padre ante tus hijos, como abuelo/a ante tus nietos, … Tendemos a vivir en situaciones duales, donde hay blanco o negro, pero eliminamos la gama de colores, la gama de roles, la gama de responsabilidades. Tendiendo a delimitar dos polos opuestos o equidistantes. Tú hombre y yo mujer. Tú tu rol y yo el mío. Grupos de amistades de tres … ¿difícil que funcionen verdad? ¿Los tríos en las parejas? ¿Los dos abuelos con un nieto? ¿Los hijos únicos en un matrimonio?
    3. Es por ello que el bicing es una bonita meditación que nos acerca a los segundos hijos en un grupo de tres. Interesante. Si tenéis tres hijos yendo en bicicleta podéis comprender al del medio bastante mejor.
    4. Viajando en bicing eres el del medio. Tienes que tener control sobre elementos con velocidad superior y mayor fuerza. Pero también sobre elementos de menor velocidad pero mayor carga de responsabilidad al estar más indefensos.
  2. Así mismo el bicing requiere atención plena si ha llovido. Por favor, desiste de pensar en algo mientras vayas en bicing si ha llovido. El asfalto mojado, los cambios en las baldosas, los adoquines que se mueven, los raíles del tranvía… Motivos varios para que mantengas tu atención plena en la bicicleta. De otro modo, te irás al suelo. Y lo digo por doble experiencia 🙂
  3. Si no quieres pagar más que utilizando un medio de transporte público tradicional, pues ya que no contaminas, deberías pagar menos. Te verás en la necesidad de ir controlando los 25 minutos para devolver la bicicleta antes de que el cronometro empiece a facturarte.
  4. También atención plena a lo que se mueve como tú pero a diferentes velocidades. Por ejemplo los semáforos. Hay semáforos para los que circulan en bicicleta, a veces sí y a veces no. También en ocasiones compartes los semáforos con los peatones mientras que en otras lo haces con los vehículos y otras son exclusivos para tí.
  5. Se requiere también atención plena para gestionar diferentes imágenes que tienes ante tí. Por ejemplo, los nombres de las calles, el anuncio de un cuerpo 100 llamándote a gritos 🙂
  6. Atención plena para identificar si hay o no un carril bici, si lo compartes con los peatones, o si lo haces con los vehículos. Se dan todas las opciones, tienes que buscar cual es la que existe en cada calle y ver como accedes a ella.

Ir en bicing por Barcelona todo un ejercicio de atención plena, no creéis? Haz mind bicing. Circula con atención plena y descubre un universo dentro y fuera de tí.

 

 

Aquí puedes dejar tu comentario, buen día!